¿Cómo surge el proyecto?
Es una evidencia el cambio demográfico del barrio, se ha duplicado la población en los últimos años.  Por lo tanto la necesidad de servicios adaptados a la nueva realidad es inaplazable. Esta circunstancia supuso que varias entidades sociales del barrio comenzáramos  a poner el foco en la necesidad de crear un equipamiento cultural en el barrio. Concretamente un Centro Cívico que contara con Biblioteca.

¿En qué consiste el proyecto?
Una vez compartido un diagnóstico común, elaboramos un informe detallado de la situación del antiguo colegio Azorín. Defendemos que a pesar de ser un equipamiento municipal  que no ha recibido la atención merecida por parte del gobierno local, es un espacio privilegiado que debemos revitalizar, como motor de encuentro y promoción de la cultura en el barrio.

Avances
Comenzamos con una gran ilusión el proyecto ya que sobran  argumentos y la inversión económica era llamativamente humilde para su culminación. Las primeras reuniones con los representantes municipales eran esperanzadoras ya que compartían nuestro análisis, e incluso manifestaban la inmediatez con las que se podía ir realizando cambios. El ayuntamiento cambió las porterías y canastas de las instalaciones que estaban en mal estado, y arreglaron peldaños de acceso al edificio principal del Centro Azorín.  Pensábamos que disponíamos de una voluntad política efectiva, pero los hechos nos demuestran lo contrario. En las reuniones de seguimiento del proyecto sufrimos un baño de realidad en el que se evidenció una despectiva inacción por parte del ayuntamiento.
La comunicación con el alcalde ha sido nula durante este proceso, delegando el edil en la “concejal de barrio” cualquier interlocución. Las reuniones las mantuvimos con la Concejalía de Participación y la de Educación y Servicios Sociales. Durante estos encuentros fuimos testigos de los conflictos internos entre ambos departamentos.

Con motivo de la celebración del día del libro, compartimos con los vecinos el trabajo realizado hasta ese momento, presentando nuestra propuesta de centro, “aparentemente” compartida por el ayuntamiento. Durante dicho evento disfrutamos de la implicación de los ciudadanos/as que además de demostrar su vinculación con el proyecto con su asistencia nos depositaron libros para la creación de la BIVE (Biblioteca Vecinal). Gracias al esfuerzo de todos la BIVE se aproxima a ser una realidad.